1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Actividades


Viernes, 04 Abril 2014 08:55

Decálogo para el presentador novel

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

“Coaching para jóvenes tiene hoy un invitado de honor, se trata de Gonzalo Álvarez Marañón. Quiero aprovechar para recomendaros su blog, El Arte de Presentar, donde nos enseña cómo conseguir que nuestras presentaciones sean tan informativas como la Enciclopedia Británica y tan entretenidas como el mejor cine de Hollywood.”

Dirección de esta página:http://www.coachingparajovenes.com/decalogo-para-el-presentador-novel

Una lista de 10 consejos para aquellos que se enfrentan por primera vez a una presentación.

orador1. Investiga a la audiencia por encima de todas las cosas

La audiencia es el protagonista de la presentación, es el héroe a quien debes ayudar con tu presentación. Tú eres el mentor. Si no conoces las necesidades e inquietudes de la audiencia, ¿cómo podrás ayudarla? Tómate tu tiempo para investigar quiénes son, qué saben sobre el tema y qué esperan obtener de tu presentación. Busca tierra común, sintoniza tanto a nivel de conocimientos como emocional. Asegúrate de que hablas su mismo lenguaje, de que estáis en la misma onda.

2. El mayor pecado es pasarse del tiempo

Un orador que se extiende más allá del tiempo demuestra falta de organización y de preparación, así como falta de respeto hacia la audiencia y el resto de ponentes. Habla el 80% del tiempo que te hayan asignado. Dimensiona la presentación para el tiempo asignado.

3. Cuenta lo más importante

No intentes contarlo todo. Ni hay tiempo ni capacidad para asimilarlo. No des toda la información en la presentación, despierta la lujuria por más. Los detalles ponlos en un documento o en la página web o en el manual o en cualquier otro sitio que pueda consultar la audiencia, pero no en las transparencias que proyectas en la pantalla. En ellas resalta lo más relevante, las ideas clave, a poder ser no más de tres.

4. Una presentación no es un documento

No trasplantes al PowerPoint el contenido del documento de partida párrafo a párrafo, figura a figura, tabla a tabla, gráfico a gráfico. Cuenta algo que no esté en el documento. Aporta valor. Da vida a los datos, pon algo de ti mismo. Cuenta la historia detrás del proyecto, del producto, del servicio. Si todo está en el PowerPoint, ¿para qué estás tú?

5. Empieza y  termina a lo grande

Capta la atención desde el primer minuto con una buena apertura: una anécdota personal, una historia, una cita, un hecho o dato sorprendente, una analogía o metáfora, ¡deja volar la imaginación! Termina con una nota alta y resonante. Deja clara la idea fundamental de tu presentación al principio y al final. Lleva muy bien memorizadas la frase de inicio y de cierre. ¡Son las más importantes! No termines con una interminable lista de conclusiones.

6. Una sola idea por transparencia

No las sobrecargues de texto, gráficos, imágenes. La audiencia no podrá asimilar más porque atiborres tus transparencias con más información. Al contrario: ¡acabarás saturándola! Elimina lo irrelevante hasta que sólo quede la información fundamental. Cuando no puedas eliminar más, ¡para!

7. Si no puede verse, ¿para qué lo pones?

Asegúrate de que el texto, las imágenes, los gráficos, en definitiva, cualquier cosa que aparece en la pantalla puede verse desde la última fila. Si no se ve, una de dos: elimínalo o hazlo más grande. Y si al hacerlo más grande no cabe, ¡simplifica! Si la audiencia no distingue lo que proyectas en la pantalla, la irritarás y desconectará rápidamente.

8. Utiliza la multimedia con juicio

PowerPoint es para añadir elementos visuales, no para proyectar texto y más texto en la pantalla. No te limites a poner listas de viñetas en las transparencias. Eso no es usar la multimedia, ¡eso es masacrarla! Para eso mejor no llevar PowerPoint. Usa con mesura vídeos, animaciones, imágenes, sonidos, demos, etc.

9. Ensaya, ensaya, ensaya

No valen los ensayos mentales: ponte de pie y repite en voz alta palabra por palabra la idea o ideas asociadas a cada transparencia como si estuvieras en el día de la presentación delante de la audiencia. Repasa las transparencias hasta memorizar los puntos importantes, ten claro qué decir en cada una. Practícalo todo: la voz, los gestos, la mirada, el movimiento, las demos, etc. Ensaya con compañeros: debe primar la sinceridad y honestidad. ¡No dejes nada al azar!

10. Comunicas con todo tu ser

No sólo comunicas con tus palabas, también con tu lenguaje paraverbal (entonación, vocalización, ritmo, volumen, pausas, silencios) y con tu lenguaje corporal (gestos, mirada, movimiento, postura). Grábate en vídeo para detectar tus puntos débiles y ensaya, ensaya, ensaya hasta ir puliéndolos.

Visto 685 veces Modificado por última vez en Domingo, 06 Abril 2014 23:10